Berhongaray y Maquieyra pelean voto a voto

0
61

Los comicios cerraron a las 18 horas. La afluencia de votantes apenas llegó al 70 por ciento. Martín Berhongaray se impuso en Santa Rosa y Martín Maquieyra en General Pico. Francisco Torroba admitió que quedó en tercer lugar en la capital pampeana.

La interna de Cambiemos en la provincia acaparan casi toda la atención. Con Ariel Rauschenberger como número casi puesto en el PJ, la atención está puesta en cuántos votos cosecharán Martín Berhongaray, Martín Maquieyra y Francisco Torroba.

De acuerdo a los primeros datos extraoficiales, Martín Berhongaray se impuso en la capital pampeana y segundo habría quedado Martín Mequieyra. Francisco Torroba reconoció en su propio búnker que quedó en tercer lugar en Santa Rosa.

En este escenario, ahora son Berhongaray y Maquieyra quienes pelean voto a voto el resultado general de la interna en la provincia.

El futuro de la UCR

La puja entre Torroba y Berhongaray, si efectivamente el triunfo fuera para uno de los postulantes de la UCR, establecerá el panorama futuro del radicalismo en la provincia. Por eso los afiliados y dirigentes de la UCR jugaron tan fuerte, mucho más que otros espacios, en esta instancia.

Torroba asomó primero como un supuesto candidato “del consenso” que se quiso imponer de arriba hacia abajo. De alguna manera, la Casa Rosada apadrinaba la posibilidad de una lista única liderada por el exintendente de Santa Rosa, pero hubo infinidad de ruidos en el medio, acusaciones de aprietes y presiones de todo tipo y color.

La lista única no fue posible. Con Martín Berhongaray lanzado, sin la que originalmente era su compañera de fórmula (la intendenta realiquense Roxana Lercari), los referentes del aparato de la UCR fueron blanqueando su apuesta: hay una alianza que involucra al intendente de Santa Rosa Leandro Altolaguirre y al senador Juan Carlos Marino para bloquearle el poder interno a Torroba.

De los resultados de este domingo dependerán futuros alineamientos y la torta del reparto radical, que ya distribuyó una parte de sus porotos cuando se definió la interna por el Comité Provincia (victoria de “Poli” Altolaguirre).

Marino, siempre hombre fuerte del partido, no disimuló sus apoyos, siendo como es un dirigente que se maneja con firmeza con los resultados de las encuestas y administra también los consejos que en la sombra suele dar Ricardo “Coti” Nosiglia, histórico operador del radicalismo y el establishment.

Zafar del fracaso

El gobierno nacional interpreta en sus análisis previos que Maquieyra no tiene grandes chances de obtener una victoria, pese a los esfuerzos de las últimas horas, en que Nación mandó a sus principales espadas a declarar que tenían con él su “corazoncito”, como lo dijeron el propio presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro más político del gabinete, Rogelio Frigerio.

Si a contramano de los propios pronósticos oficiales Maquieyra diera el batacazo -él mismo anunció “una sorpresa” en las últimas horas-, el resultado sería demoledor para el radicalismo: significaría la reafirmación de su virtual fagocitación a manos del PRO.

Maquieyra contó además con el respaldo del líder del PRO en La Pampa, Carlos Mac Allister, que en los últimos días puso toda la carne en el asador. A eso, el postulante le sumó la alianza con un sector del peronismo piquense, referenciado en el viejo puntero Carlos Aragonés, que le dio su apoyo en la región y que difunde que la interna en esa ciudad la gana el macrismo más puro.

Como sea, si Maquieyra no gana la interna será un fracaso del candidato del gobierno nacional. Porque significaría lisa y llanamente, y pese a contar con el manejo del aparato estatal, de la pérdida de una banca para el PRO, la que conquistó en 2013 con la candidatura del “Colo”.

Una forma de zafar del fracaso, o presentar el resultado como más decoroso, sería un segundo puesto que incluso le permita colar en la lista definitiva de “Cambiemos” a María Laura Trapaglia, con el sueño de obtener una victoria en octubre y conservar las bancas que hoy ostentan.

(Ampliaremos)

FUENTE: El Dairio

Dejanos tu comentario