El “Chino” Ros, prófugo y con alerta roja de Interpol

0
91

Interpol emitió un alerta roja por la captura del bolichero Eduardo “Chino” Ros, prófugo después que se dictara la orden de detención por una condena por abuso sexual.

La fecha del alerta roja es del 18 de enero. El empresario aparece como Eduardo César Ros Ramirez, con fecha de nacimiento del 20 de marzo de 1980.

El cargo que tiene es “abuso sexual con acceso carnal en contexto de violencia”.

Ros se fugó luego de que entre fines del año pasado y principios de 2018 quedara firme la condena, lo que determinaba que fuera efectivamente detenido.

Ros Ramírez fue condenado como autor material y penalmente responsable del delito de Abuso Sexual con Acceso Carnal en contexto de violencia de género (arts. 119 párrafos 1º y 3º y 45 del C. Penal y arts. 4 y 5 inc. 3º Ley nº 26.465) a la pena de 8 años de prisión.

Contra la sentencia de la Audiencia de Juicio, dedujo recurso de impugnación, recurso de casación, recurso extraordinario y queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esta última fue declarada inadmisible, quedando firme la sentencia condenatoria.

En virtud de que ante la orden de detención del Juez Andrés András Olié, el condenado no fue localizado en los domicilios denunciados en Santa Rosa, el fiscal Oscar Cazenave solicitó su declaración de rebeldía y el dictado de una orden de captura. Asimismo, pidió autorización para registrar en los sistemas nacionales existentes la medida decretada, la que fue concedida por el Juez Olié.

En consecuencia, desde el Ministerio Público Fiscal se procedió a requerir el alta de la orden de captura en el SIFCOP (Sistema Federal de Comunicaciones Policiales), generándose el reporte N° 173.776 que se encuentra vigente.

Asimismo, se consultó en el sistema de Migraciones si se encontraba registrado un egreso del país de Ros Ramírez, arrojando resultados negativos.

Además, el fiscal Cazenave requirió al Registro Nacional de Reincidencia (R.N.R.) la carga de la rebeldía y orden de captura de Ros Ramírez.

Por otra parte, desde el Ministerio Público se tramitó ante INTERPOL la generación de alertas. Primero, y con fecha 8 de enero, se generó un reporte de detención que fue cargado al sistema IDGE de la Policía Federal Argentina. Y en segundo lugar, luego del cumplimiento de los estrictos requisitos exigidos por aquel organismo, se generó una NOTIFICACIÓN ROJA internacional referida a Ros Ramírez, por solicitud del Fiscal General de Feria Carlos Ordás y orden del Juez Daniel Sáez Zamora, tramitándose desde el Ministerio Público. Así mismo Ros Ramírez figura registrado en la página Wanted Persons de INTERPOL.

Si tiene información para aportar sobre el paradero de Eduardo Cesar Ros Ramírez, comuníquese con alguno de los siguientes números: (02954) 422303 –Policía de la Provincia de La Pampa- (02954) 451800 internos 1421 / 1424 / 1433 / 2068 – Ministerio Público Fiscal de la Provincia de La Pampa

 

“Indignante”

La madre de la víctima del ataque de Ros expresó su furia por la fuga del condenado por abuso. “Indignante, anticipamos la fuga”, dijo. “Denunciamos violadores y la justicia: duda de uno y al otro le da todas las oportunidades de fugarse!!!!!. Sigue la justicia, defraudándonos”, dijo S.A.

Los hechos investigados ocurrieron el 8 de abril de 2012, en las primeras horas del día, en el local bailable “Babilonia” y en una vivienda de la calle Escalante al 500. La fiscala María Cecilia Martiní había solicitado una pena de 6 años y 6 meses de prisión para ambos imputados. El querellante particular, Franco Catalani, había pedido 12 años y los defensores particulares Santiago País Rojo (Ros) y José Mario Aguerrido (Juan Manuel Barreras, amigo de Ros inicialmente acusado y absuelto por el “indubio pro reo”) alegaron por la absolución y subsidiariamente por una pena a 3 años en suspenso.

Con relación a Ros, el tribunal de Audiencia que en septiembre de 2016 lo condenó dio por probado que abusó de una menor sin que la víctima diera su consentimiento, añadiendo que en ese momento “se encontraba disminuida la capacidad de oposición física” de la joven “a consecuencia de la ingesta previa de distintas bebidas alcohólicas, que se produjo mientras permaneció en el boliche Babilonia, donde luego de la consumición, le fueron suministrados otros tragos, incluso tequila una vez finalizado el horario para el público”. Los jueces dijeron que el delito se cometió en la casa de la calle Escalante y que el imputado se aprovechó de que la menor “no pudo consentir libremente dicho accionar, debido al estado de vulnerabilidad en que se encontraba”.

Dejanos tu comentario