El victoriquense que triunfa en Buenos Aires

0
827

El trayecto de Carlos “Charly” Seivane como locutor dentro del universo de los medios tuvo varias escalas antes de desembarcar en la ciudad de Buenos Aires. Poco a poco, fue incursionando dentro de la radio, desde su primer experiencia, allá por sus 15 años en la pequeña localidad de Victorica -donde nació- hasta formar parte de un equipo junto a reconocidos profesionales.
“Desde chico supe que amaba la radio y la música, así que con sólo 15 años ya tuve mi primer programa en una radio de acá en Victorica. Ahí empezó todo, luego de terminar el secundario, con lo que tenía fui para a Santa Rosa donde trabajé en varias FM”, comentó. Ya entrado el nuevo milenio, Charly decidió ir a la gran ciudad con su deseo de seguir creciendo, tanto personal como profesionalmente.
“En la capital, me anoté en el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER) para estudiar la carrera de Locución donde, con esfuerzo, me recibí. Ahí, luego de un tiempo, tuve mi primer gran experiencia al poder compartir el mismo espacio de trabajo con una persona que admiré toda mi vida, Juan Alberto Badía en Canal 7”, expresó con orgullo. Paralelamente, el locutor incursionó dentro de varios medios radiales hasta que llegó a lo que hoy se conoce como Radio Con Vos 89.9, además de liderar sus propios proyectos, más ligados a la movida de la música de los ochenta, de la cual es se considera como un gran fanático.
“Como la 89.9 pertenecía a Endemol, quedé ligado a la productora y a sus proyectos. Fue así como el año pasado, me convocaron para un casting, en el que el puesto era la ‘voz en off’ de un programa de televisión. No sabía cual era, pero igual me anoté y mandé mis pruebas. Al tiempo me dieron la gran alegre noticia de que había quedado para el nuevo programa de Telefé ‘Cortá por Lozano’”, relató el victoriquense.
Luego de estar una temporada en el programa, al ser parte del staff de la productora, Charly señaló que este año le tocó “el privilegio” de estar trabajando junto a Carolina Ardohain, más conocida como Pampita. “La verdad que estoy muy contento de poder trabajar en proyectos de esta magnitud, tan importantes”, indicó.

Grandes sueños.
Una decisión de tal magnitud no es fácil de tomar. El impacto de pasar de un pequeño pueblo a la inmensidad de la gran ciudad no es una experiencia grata para muchos, pero eso no fue un impedimento para Charly. El locutor reveló que la idea de venir era un “gran sueño -el cual pudo concretar- porque sabía que la movida de la radio estaba acá”. “Fue gracias a personas muy queridas que me aconsejaron y me motivaron a tomar esta decisión”, confesó.
El victoriquense expresó que descubrió “su amor” por la radio y la música desde muy chico y que ese sentimiento lo ayudó a entender que dicho medio “es una forma de vida y de expresión”. “La radio tiene un papel fundamental en la sociedad porque no sólo se ocupa de entretener o informar, sino también acompaña a todos los oyentes”, añadió.

“Siempre va a acompañar”.
En sus orígenes, la radio era un inmenso mueble en la casa, la familia se reunía a su alrededor para escuchar las noticias, música en vivo o las novelas. Después llegaron las radios de bolsillo y los auriculares, se hizo más íntima. Otros años más sumados a la cadena evolutiva, atravesamos una época caracterizada por los rápidos avances tecnológicos en el sector de las telecomunicaciones que afectan todas las esferas. En este contexto han surgido nuevas herramientas de comunicación que impactaron de lleno en la radio.
Pese a la creencia popular de que este medio está transitando sus últimos momentos, Charly no dudo en manifestar que “la radio está más viva que nunca”. “Si bien es cierto que hoy existe una nueva generación de chicos y jóvenes que no tienen la misma adicción que tenía mi generación por la radio, la función de la radio siempre estará para acompañar”, exclamó.
Lejos de rechazar los nuevos tiempos que -rápidamente- se avecinan, el locutor entiende la necesidad del medio para adaptarse a estos cambios sin dejar de lado “ese encanto mágico que tiene”, el cual “no se ha perdido” a pesar del surgimiento de las nuevas formas de comunicar. “La radio sigue siendo el teatro de la mente”, afirmó.

“Que luche y persevere”
La experiencia y la determinación de Charly es un claro ejemplo de la conocida “ley de la atracción”. Su deseo, y sus sueños, lo llevaron a ir siempre por más dejando atrás todo tipo de limitación. “Cuando uno sueña algo, desea algo, con el tiempo se va a ir dando, sólo tenes que dejar los miedos de lado”, confió.
“El día a día me impulsa a ir por más, a ver como puedo mejorar todo el tiempo. Esa pasión hace que busque desafíos y seguir en esto que es algo tan maravilloso”, agregó el locutor, quién no dejó pasar la ocasión para brindar un pequeño mensaje a aquellos lectores que, como él, piensan siempre en grande: “Si hay alguien que está leyendo esto y tiene una sueño, lo va a poder conseguir siempre que persevere, que luche y que tenga en claro lo que quiere”.

El mundo de la locución.
El locutor como profesional te permite ocupar cualquier lugar detrás de un micrófono. Contrariamente a los que muchos piensan, la profesión tiene muchos caminos para poder andar. No sólo uno se puede dedicar únicamente a la radio, sino también hay espacio dentro de la televisión, publicidades, eventos y hasta par el doblaje de series y películas. De esta manera, la locución se presenta como un mundo abierto, en donde uno puede descubrir, gracias a profesores y colegas, en donde podes orientar tu voz.

FUENTE: La Arena

Dejanos tu comentario