LA PAMPA: Ebrio, quizo abrir una cerveza y chocó una casa

0
22

Según confirmaron fuentes policiales, el hecho sucedió cerca de las 23.30 de la noche cuando un Renault 19 de color azul se dirigía por la avenida Palacios, en sentido oeste-este a la altura de Poetas Pampeanos, y tras un descuido perdió el control del rodado y casi terminó incrustado en una vivienda. «El hombre, a quien se le hizo un test de alcoholemia y le dio positivo, hizo una mala maniobra, atravesó el boulevard que divide ambas manos de la avenida y se llevó puesta la garita de gas de la vivienda», explicó un agente.
«Por precaución se llamó a bomberos por la pérdida de gas y a Camuzzi para que realice el corte y vea después los daños», ampliaron las fuentes consultadas, quienes remarcaron que por fortuna dos árboles -ejemplares de caldén- frenaron la trayectoria del automóvil porque sino hubiera impactado contra la casa. Pese a la violencia del choque, los agentes señalaron que el conductor solo sufrió un golpe en su rostro.
Una vez que llegaron empleados de Camuzzi para cortar el suministro de gas en la vivienda, se procedió a retirar el rodado del patio externo de la casa.

Relato del conductor.
En un relato tragicómico, el conductor del auto dialogó con LA ARENA y contó su versión de los hechos. Según explicó el hombre, había ido a comprar una cerveza a una despensa y regresaba hacia el campo donde trabaja, a unos cinco kilómetros de Santa Rosa, cuando al intentar abrir la botella (graficó la escena haciendo las señas con sus manos), pegó el volantazo y perdió el control.
«Venía por la avenida, cuando quise abrir la cerveza, no sé cómo pasó pero me despisté, me subí ahí al boulevard y me fui directo para la casa», relató el propio conductor, quien aclaró: «No tomé ningún trago». Sin embargo, minutos antes, la Policía había confirmado que se encontraba alcoholizado.
Al ser consultado si se había lastimado, el hombre señaló que se había golpeado el rostro porque tenía el cinturón de seguridad puesto y que estaba un poco mareado por el gas que inhaló. No obstante, al tomar un poco de conciencia sobre lo sucedido, el conductor aseguró que «por suerte no había nadie caminando y que nadie salió herido». Y precisó. «Es lo único que importa».

«Un gran susto».
Consultado por este diario, el dueño del domicilio contó: «Nos tomó de sorpresa, sentimos una fuerte explosión y nos asustamos». Al ver lo sucedido, explicó que lo primero que hicieron, tras el choque, fue cortar la luz de la casa ya que había una importante pérdida de gas. «Teníamos miedo y quisimos evitar un posible foco de incendio. Por suerte no pasó nada de eso y no ocurrió ninguna desgracia», manifestó.

Dejanos tu comentario