La Pampa y Río Negro cerraron filas en defensa del río Colorado

0
12

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto y la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras cerraron filas y acordaron una estrategia unificada ante la crisis hídrica del Río Colorado. Reclaman la realización de un estudio de impacto ambiental integral del toda la cuenca. En el comunicado oficial no hubo ninguna manifestación sobre la represa Portezuelo del Viento. 

Los gobernadores de La Pampa y Río Negro solicitarán al Ministerio del Interior que convoque al Consejo de Gobierno del COIRCO para analizar la “alarmante” baja del caudal que afecta al Río Colorado.

Los mandatarios de La Pampa, Sergio Ziliotto, y de Río Negro, Arabela Carreras, encabezaron este miércoles un reunión en el que acordaron el inicio de acciones conjuntas con las demás provincias integrantes de la cuenca para optimizar el manejo del recurso hídrico.

El encuentro se desarrolló en la Villa Casa de Piedra. Allí encabezaron una reunión con equipos técnicos, funcionarios provinciales, legisladores e intendentes, en el que se realizó un profundo análisis de la actual situación del río Colorado, marcada por una notable baja en su caudal de los últimos años que provocó una significativa baja en el nivel de cota del embalse, llegando al registro más bajo en los últimos años, detalló un comunicado de prensa del Gobierno Provincial de La Pampa.

El gobernador Ziliotto expresó la preocupación de La Pampa por la situación y valoró la posibilidad de iniciar un proceso de diálogo que preserve el recurso hídrico, postura coincidente con la mandataria rionegrina Arabela Carreras, según consignó el comunicado.

Luego del debate, se acordó solicitar una reunión al Ministerio del Interior de la Nación para que convoque a las cinco provincias de la cuenca (se le suman Mendoza, Neuquén y Buenos Aires) en reunión del Consejo de Gobernadores del COIRCO para avanzar en cuestiones relacionadas con el manejo del agua a lo largo de la cuenca, con pautas de trabajo consensuadas para asegurar la preservación del recurso y la posibilidad de seguir cumpliendo con el objetivo de asegurar el agua para el consumo humano y las actividades productivas.

En tal sentido, se ratificaron las prioridades para el uso del agua: en primer lugar, el consumo de las poblaciones ribereñas, en segundo término el riego para la producción agrícola y frutícola, y luego la generación de energía, entre otros. Ambos mandatarios destacaron la tarea realizada por el COIRCO y el Ente Ejecutivo Presa Embalse Casa de Piedra.

Arabela Carreras puso énfasis en “el compromiso de ambas provincias para defender el río y la vida que genera, con especial cuidado en la situación generada a partir del bajo caudal que presenta”. Hizo hincapié en “la necesidad de actuar en consenso entre todas las provincias para su preservación, respetando los derechos hídricos del conjunto”. Consideró necesario “en el corto plazo generar acciones y un plan de emergencia y manejo ante esta realidad”.

Por su parte, el gobernador Sergio Zillioto sostuvo: “estamos preocupados y ocupados por la actualidad del recurso, y compartimos con Río Negro la necesidad de realizar los correspondientes estudios de impacto ambiental en toda la cuenca para defender el derecho de los habitantes de acceder al agua” y ratificó que el gobierno de La Pampa tiene “la voluntad de seguir dialogando con los demás gobernadores para alcanzar un entendimiento que represente los intereses de todas las provincias y sus habitantes”.

Por la provincia de La Pampa, fueron parte del encuentro el ministro de Obras Públicas, Juan Ramón Garay; el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri; el secretario General de la Gobernación, José Vanini y el titular de la Secretaría de Energía y Minería, Matías Toso.

Por su parte, la delegación rionegrina estuvo integrada, entre otros, por el superintendente del DPA, Fernando Curetti; los legisladores Carlos Jhonston, Fabio Sosa y Daniel Sanguinetti, y los intendentes de Río Colorado, Gustavo San Román; y de Catriel, Viviana Germanier.

El comunicado oficial no menciona si en el encuentro se abordó la construcción de la represa Portezuelo del Viento que impulsa Mendoza con fondos nacionales. La Pampa y Río Negro rechazan ese proyecto que se levantará sobre el río Grande, afluente del Colorado.

El martes el Gobierno Nacional le transfirió a Mendoza la segunda cuota del financimiento para la construcción de la represa. Esa decisión de enviar más de 14 millones de dólares no cayó para nada bien en el gobierno provincial. El lunes el gobernador Ziliotto había mantenido un encuentro con el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, donde le manifestó la “inquietud por la obra de Portezuelo del Viento y su impacto en el río Colorado”. A pesar de esto, Nación transfirió los fondos que había comprometido el año pasado un decreto del presidente Mauricio Macri.

Dejanos tu comentario