Repudio gremial a los cambios en la paritaria nacional docente

0
44

El gremio que agrupa a la mauoría de los docentes pampeanos, a tono con la postura nacional de CTERA, rechazó la decisión del gobierno nacional que, a través de otro decretazo, busca quitarle poder al sindicato.

La Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa repudió -en respaldo de la organización sindical nacional- la decisión del gobierno macrista para quitarle poder al sindicato en la discusión paritaria.

UTELPa y CTERA repudiaron y rechazaron “firmemente” esa decisión unilateral y “arbitraria” del gobierno nacional, que modifica las condiciones de la Paritaria Nacional Docente, que habían sido refrendadas por la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo y por el Decreto 457 del año 2007.

El presidente Mauricio Macri firmó un decreto que cambia la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo. En los hechos le quita poder de negociación a CTERA. Esa ley es la que establece la convocatoria a la llamada “paritaria nacional”, la misma que dio origen al largo conflicto docente del año pasado.

El artículo 10 de aquella ley dice que el Ministerio de Educación, junto al Consejo Federal de Educación y los gremios con representación nacional (que son cinco) deben “acordar un convenio marco” que incluya, entre otras pautas, el salario mínimo docente.

El año anterior el macrismo disolvió la negociación, con la excusa de que el salario básico docente ya había sido fijado en el 20% por encima del mínimo vital móvil en negociaciones anteriores con los sindicatos. Este decreto termina de reglamentar ese acuerdo: queda establecido que el salario básico docente será 20% más que el mínimo. Y de ese modo elimina negociaciones y diálogo con los gremios docentes.

Además el macrismo le restó presencia a la representación de CTERA en la negociación de la Ley de Financiamiento. Y eliminó la participación del sindicato que agrupa a los privados (SADOP).

“Un nuevo ataque”

“En un nuevo ataque a las organizaciones sindicales docentes el Gobierno avanza con el desmantelamiento de la instancia de negociaciones colectivas a nivel nacional, modificando de manera unilateral los acuerdos que habían establecido los Sindicatos Docentes con representatividad reconocida como CTERA, SADOP, CEA, AMET, y UDA”, denunciaron los trabajadores y trabajadoras del sector.

“De esta manera -dicen UTELPa y CTERA- se pretende limitar las discusiones salariales a cada jurisdicción, sin tener la posibilidad de que se discuta a nivel nacional el piso mínimo ni las condiciones generales para un proceso de recomposición salarial del sector. Es decir: se pretende generar un sistema con más desigualdad entre las provincias y con derechos diferenciales al interior del conjunto de los trabajadores”.

Sonia Alesso, en su carácter de miembro de la Internacional de la Educación y Hugo Yasky, secretario general de la IEAL, anunciaron que presentarán la denuncia en la Organización Internacional del Trabajo y la Internacional de la Educación “frente a este nuevo ataque” del gobierno a los derechos de los trabajadores y trabajadoras de la Educación.

Desde los gremios le plantearon al Gobierno en un documento que “no se decreta el fin de la lucha de los Trabajadores de la Educación; no se decreta el fin de la lucha en defensa de la Educación Pública; no se decreta el fin de nuestro compromiso por una sociedad justa e igualitaria”.

La CTERA anunció que “como lo ha hecho desde su inicio en 1973, va a seguir luchando por una mejor educación para toda la población y por los derechos del sector docente”.

El documento asevera que “si el gobierno cree que nos va a amedrentar con estas medidas arbitrarias y persecutorias, lo único que va a lograr es fortalecer el espíritu de lucha de todos los docentes argentinos para seguir peleando contra este neoliberalismo que pretende sojuzgar y disciplinar a la clase trabajadora”.

Dejanos tu comentario